¡Futbolísimas!

Después del Mundial de Francia y de la decidida apuesta – ¡por fin! – que los medios de comunicación están haciendo por el fútbol femenino, tenemos que ir acostumbrándonos a que la “extrema derecha” y la “extrema izquierda” ya no sean solo opciones políticas radicales. A que la “portera” no sea la señora que cuida de la finca. Y, sobre todo, a que ellas lo pueden hacer igual o mejor que ellos. » Leer más