Seguro que os llama la atención el nombre que identifica al colectivo que protagoniza el Día del Orgullo que se celebra el 28 de junio: LGTBIQ+. Parece que no acaba nunca, y además cada año va sumando más y más siglas. Pretende identificar a las personas que se sienten discriminadas por razones de identidad sexual, Pero, ¿por qué tiene tantas siglas y qué significan exactamente?

El nombre LGTBIQ+ es la mejor prueba del afán integrador del movimiento, y de su deseo de querer representar a todo aquel que se sienta discriminado. Se trata de una manera de reivindicar que pueden existir muchas orientaciones sexuales diferentes: lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, intersexuales (las personas que nacen con características sexuales de otro género), queer (las que no quieren clasificarse con ninguna etiqueta), y el símbolo + para el resto de diversidades no representadas.

Pese a los notables avances de nuestra sociedad en los últimos años, todavía son muy necesarias las reivindicaciones del colectivo LGTBIQ+. Conviene saber, además, que la lucha por los derechos de este colectivo no ha sido nada fácil.

¿Sabes qué le podía pasar a un homosexual en la época de nuestros abuelos?

En 1970, no hace tanto, se aprobaba en España una Ley sobre Peligrosidad y Rehabilitación Social, que establecía penas de cárcel o internamiento psiquiátrico para las homosexuales. Es decir, que se les consideraba o delincuentes o locos. Y antes era aun peor, pues se les aplicaba otra ley que llamaban nada menos que Ley de Vagos y Maleantes.

¿Cuándo comenzaron los homosexuales a reivindicar sus derechos en España?

En 1977 se celebró en Barcelona la primera manifestación de gays, lesbianas y transexuales en España. Hoy es considerado como el primer acto de visibilidad del colectivo en todo el Estado español. Pero la mani acabó con una fuerte represión policial.

¿Cuándo comienzan a obtener resultados positivos?

Por fin en 1978, se despenaliza la homosexualidad en España. Pero los avances iban lentos no solo aquí, sino también a nivel internacional. Prueba de ello es que hasta 1990, la Organización Mundial de la Salud incluía la homosexualidad en su lista de… ¡enfermedades mentales!

¿Cuál es el máximo avance legal conseguido en España?

Sin duda la aprobación en 2005 de la ley que permite el matrimonio homosexual en España. España se convirtió así en el tercer país del mundo en legalizarlo.

¿Qué reivindica hoy el movimiento?

Desde el punto de vista legal, el movimiento pide la aprobación de leyes que defienda los derechos del colectivo, y en especial este año de las personas transexuales. Pero no todo son leyes, también desde el punto de vista social, es necesario seguir reivindicando la defensa de valores como la libertad, la identidad de género y la no discriminación.

La mayor parte de los expertos opinan que a pesar del notable avance logrado en materia de legislación, todavía queda mucho por hacer. Y de manera especial entre jóvenes y adolescentes, que se siguen enfrentando a serios problemas de discriminación y falta de aceptación. Os dejamos aquí una guía que puede ser de utilidad.

¡Y feliz Día del Orgullo a tod@s!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *