Después de meses y meses de desencuentro, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (PSOE), y el líder del principal partido de la oposición, Pablo Casado (PP), se han reunido por fin en la Moncloa, la sede del Gobierno de España. El objetivo era tomar decisiones importantes para las que es necesario el acuerdo de los dos partidos más votados en España. Allá que hemos mandado a nuestro corresponsal de acuerdos y desacuerdos políticos, Santiago Loquemesale del Moño, para que nos enumere los unos y los otros. Esperemos que haya ido bien tan importante reunión.

Los acuerdos más inmediatos que se pretendían alcanzar consistían en la renovación de los cargos de unas cuantas instituciones que son muy importantes para el funcionamiento de nuestra democracia. Y que es necesario ir renovando cada cierto tiempo. ¿Cuáles son, Santi?

– La primera es… el Consejo General del Poder Judicial.

– ¿Nos explicas qué es?

– ¿Puedo mirar los apuntes, jefe?

– ¡Claro!

– Es… el órgano que hace que los jueces sean independientes del poder político. ¡Muy importante!

– ¿Y han hablado de ello?

– Sí. Y mientras se tomaban un café y lo hablaban sí que han llegado a un acuerdo.

– ¡Qué bien! ¿Y qué han acordado?

– Que los dos querían el café calentito y con sacarina mejor que con azúcar. Y con pastitas para mojar.

– Ya. ¿Pero sobre cómo renovarlo?

– No, sobre eso no.

– Vaya. Mal empezamos. Pues pasemos a otra institución.

– Eso, pasemos al … Tribunal Constitucional. ¿Puedo volver a mirar los apuntes, jefe?

– Sí.

– Es un tribunal que decide si las cosas que se hacen en España están permitidas o no por la Constitución. ¡También es muy importante!

– Ya lo creo. ¿Y ha habido acuerdo en las posturas de ambos? Espero que sí…

– ¡Sí!

– ¡Yuhuuuu! ¿Y en qué ha consistido el acuerdo?

– Pues en eso. ¡En las posturas de ambos! Los dos se han sentado en un sillón muy cómodo y con las piernas cruzadas. Como hace la gente importante.

– Ya, pero me refiero a cómo renovarlo.

– Ah, sobre eso no, jefe.

– Pues mal continuamos. Así no vamos a ningún sitio. Pasemos a una tercera institución, si te parece.

– Ah, ¿pero hay más?

– Sí, Santi. Por ejemplo, el Consejo de Administración de la Radio Televisión Española.

– ¿La tele?

– Sí, la tele. Su órgano de dirección también se tiene que ir renovando para garantizar su buena gestión y la calidad de sus contenidos.  

– Ah, pues de cosas de la tele también han hablado, jefe.

– ¿Y ha habido acuerdo?

– ¡Sí, claro!

– ¡Menos mal, Santi! ¡Algo es algo! ¿Sobre la renovación de los cargos?

– No. Sobre la renovación de los cargos no.

– ¿Entonces sobre qué?

– Pues sobre qué va a ser, jefe. Hablando de la tele, media España esta de acuerdo en esto: que a los dos les cae mejor Christofer que Estefaníaaaaaaaaaaaaa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *