A vueltas con la eutanasia

No es agradable, pero hoy vamos a hablar un poquito de la muerte. Más en concreto de la eutanasia, el derecho a tener una “muerte digna”. Hablamos de ello porque en España se está preparando una ley que regula este derecho para las personas que estén muy pero que muy enfermas. Nuestros políticos han estado discutiendo de ello en el Congreso. Es un tema complicado, porque se mezclan muchas cosas: las leyes, los problemas médicos, los sentimientos, la ideología, las creencias religiosas incluso. ¿Os parece que nos muramos todos un poquito, a ver si así lo entendemos?

La palabra eutanasia, que parece muy rara, viene del griego antiguo. Está compuesta por “eu”, que significa “bien” y “thanatos”, que quiere decir “muerte”. Por tanto, literalmente significa “morir bien”. Y hace referencia al procedimiento que consiste en provocar la muerte, por medios médicos adecuados, a una persona que tenga una enfermedad grave e incurable y que le esté causando gran sufrimiento.

Como la ley todavía no se ha terminado de tramitar, ahora mismo practicar la eutanasia en España es un delito. Es decir, un medico que en la actualidad cause voluntariamente la muerte de un enfermo, aunque este sufra mucho y se lo haya pedido, irá a la cárcel.

La ley pretende que esto deje de ser así, y para ello tratará de establecer supuestos lo más claros posibles que permitan realizar una eutanasia.

¿Quién podrá solicitar que le hagan una eutanasia?

Cualquier persona que sufra una enfermedad grave e incurable, o que le incapacite para vivir de forma digna, y que le provoque un sufrimiento intolerable.

¿Cómo se solicita?

El enfermo que lo solicite tiene que hacerlo por escrito, voluntariamente y siendo consciente de lo que hace. Además, varios médicos y un tribunal de evaluación sanitario deben dar el consentimiento.

¿Quién realiza la eutanasia?

Un médico.

¿Puede un médico negarse a practicar la eutanasia a un enfermo?

Si. La objeción de conciencia es el derecho de todo médico a negarse a realizar una eutanasia solicitada por un enfermo. En ese caso, tendrá que ser otro médico el que lo haga.

¿Dónde es legal la eutanasia?

En Europa hay tres países que la permiten: Holanda, Bélgica y Luxemburgo. Una vez que se aprueba aquí la ley, España sería el cuarto. Fuera de Europa, en Canadá y en Colombia también es legal. En Suiza existe algo parecido, el suicidio asistido, que permite que sea el propio enfermo el que tome la medicación.

¿Qué opina la sociedad española de la eutanasia?

Hay opiniones para todos los gustos. Quienes defienden una ley de eutanasia destacan, por ejemplo, que es un derecho de las personas que no quieren seguir sufriendo y prefieren morir dignamente. Y que el que haya una ley que la regule no obliga a nadie a realizarla.

Los que están en contra de la ley argumentan, entre otras cosas, que su aplicación podría suponer que se invierta menos en investigación. También está quien por convicciones religiosas opina que los seres humanos no tenemos derecho a decidir sobre nuestra propia vida.  

Se inicia ahora un proceso, que puede ser largo, para concretar el contenido definitivo de la ley. El texto todavía puede cambiar.

Lo ideal sería que en un tema tan sensible como este, los políticos dejen a un lado sus enfrentamientos personales, escuchen la opinión de la sociedad – es decir, de todos nosotros – y traten de dar respuesta a lo que les demandemos.      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *