El abrazo

 

¡Qué listos que somos lo de En plan noticias! Gracias a nuestro fino olfato periodístico, ya nos olíamos que Pedro Sánchez, líder del PSOE, y Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos (UP), se iban a reunir en secretito para tratar de llegar a un acuerdo de Gobierno para que Pedro Sánchez pueda ser nombrado presidente. Sabedores de que Pablo Iglesias no suele llevar corbata, optamos por colocarle un micrófono al de UP en la gomita de la coleta sin que se enterara. Así hemos podido grabar toda la conversación y ofrecérosla en rigurosa exclusiva para conocer los entresijos del acuerdo. ¡Menudos somos! Cogemos la grabación y… le damos al play.

– Buenos días, Pablo.

– Buenos días, Pedro.

– Qué, ¿me vas  apoyar entonces para ser presidente del Gobierno, Pablo?

– Depende, Pedro.

– ¿De qué depende, Pablo?

– De que me nombres vicepresidente del Gobierno, lo primerito de todo.

– Veeeenga, vaaaaale. ¿Y qué más quieres?

– Consolidar el crecimiento y la creación de empleo.

– Yo el crecimiento lo tengo más que consolidado, Pablo. Te recuerdo que jugué al baloncesto y tengo ya una estatura. Lo del empleo, vale. ¿Algo más?

– Sí, hay que proteger los servicios públicos.

– ¿Donde se hace pis y caca?

– No Pedro, esos no. Los servicios públicos como la educación, la sanidad, la atención a los dependientes, los sistemas de pensiones, etc.

– Huy, huy… Qué de cosas. Venga, vale. Vamos a otro asunto.

– La lucha contra el cambio climático.

– ¡Ni loco! Yo de luchas ya he tenido bastante en la campaña electoral.

– Pero esta es por el bien del medio ambiente…

– Vale, entonces sí. Más cositas…

– Garantizar la convivencia y el diálogo en Cataluña.

– Eso lo voy a tener que consultar con mi vicepresidente.  

– ¡Pero si tu vicepresidente voy a ser yo!

– ¿Y tú que piensas?

– ¡Pues que sí!

– Entonces lo que tu digas. Para eso está el vice.

– Luego está lo de acabar con la violencia machista.

– Eso me parece bien. No hace falta ni que lo consulte con el vice.

– Pues entonces, con eso y cuatro cositas más, lo tenemos hecho, Pedro. Ahora solo falta que algún otro partido también nos apoye, sumar los votos necesarios y… ¡listo!

– Mira que era fácil,¿eh? Ya lo podíamos haber hecho hace seis meses, ¿eh Pablo?

– Ya. Pero… ¿y lo que nos hemos reído durante la campaña qué?

– Eso también es verdad. Venga, va, ¿nos damos un abrazo, Pablo?

– Eso está hecho, Pedro. Ven aquí, grandullón…

– Pero… oye Pablo, ¿qué tienes aquí, en la coletita?

– ¿Eh?

– Parece… ¡un micrófono!

– ¡Carajo! Eso han sido los de En plan noticias, que nos estaban grabando para dar la exclusiva. Qué tíos.

– ¿Lo habrán grabado todo?

– Todito.

– ¿Lo del pis y la caca también?

– Me temo que también, Pedro. ¡Lo va a saber todo el mundo!

– ¿Y ahora qué hacemos, Pablo?

– Yo creo, Pedro, que vas a tener que renunciar a la presidencia. Queda muy feo que un presidente diga “pis” y “caca”.

– Y entonces, ¿a quién nombramos ahora presidente?

– A quién va a ser… ¡Al vicepresidente!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *