El misterio del cambio de hora: ¿retrocederá el tiempo a las 3 de la mañana?

En la madrugada del sábado al domingo hay que cambiar la hora. A las 3 de la mañana hay que poner los relojes a las 2. Se trata de una medida de ahorro para aprovechar mejor la horas de luz. Como es solo un cambio en el reloj, se puede esperar uno al día siguiente y hacerlo por la mañana. Que nadie se asuste, que el tiempo no retrocede. No volvemos a vivir lo ya vivido… ¿O sí? ¿Qué pasa realmente a las 3 de la mañana el día del cambio de hora? ¿Alguien se queda despierto para comprobarlo? En En plan noticias hemos contratado a un colaborador, Aguirre Lojero,  para que asista al momento en directo y nos lo cuente, mientras el resto del mundo duerme a pierna suelta.

Por Aguirre Lojero, experto en tiempo (de la hora, no atmosférico)

Son las 2 de la madrugada del sábado 26 al domingo 27 de octubre. Falta una hora para cambiar nuestros relojes y para comprobar si realmente sucede algo extraño en ese momento en que la mayoría estáis durmiendo como ceporros. Siempre tiene que haber alguien que se sacrifique por la humanidad en estos momentos cruciales. Y ese soy yo, Aguirre Lojero. ¿Retrocederá el tiempo hacia el pasado al cambiar los relojes? Desvelaremos el misterio aquí, en directo. En En plan noticias.

Mientras, os cuento en qué consiste esto del cambio horario, que para eso me pagan (a cien pavos la hora). Cuando los relojes marquen las 3 de la madrugada, hay que ponerlos en las 2. Así, pasamos del horario de verano al de invierno. Es chulo porque podréis dormir una hora más. No hace falta que os despertéis para cambiar el reloj. Podéis esperar hasta la mañana siguiente y hacerlo entonces. Como veis, todo son facilidades.

Eso si, que nadie se olvide de hacerlo el domingo. Porque si no, llegaréis el lunes una hora antes a clase y os tocará esperar en la puerta a que abran. O a lo mejor os ponen a hacer ejercicios de mates mientras llega el profe.

A partir de mañana amanecerá antes y anochecerá también antes. Es una medida que se toma en todos los países de la Unión Europea, y se hace para aprovechar más las horas de luz natural y ahorrar energía.

Pero parece que no todo el mundo está de acuerdo con la medida y la Unión Europea quiere acabar con el cambio de hora. Para ello, se ha dado un plazo hasta abril de 2020 para que los países decidan con qué horario quedarse, si con el de verano o con el de invierno.

Bueno, pues con tanto rollo… ha llegado el momento. Son las 3 de la mañana y vamos a proceder a cambiar el reloj y a ponerlo a las… 2 de la mañana. ¡Ea, pues ya está! Parece que no pasa nada. El tiempo no ha corrido hacia atrás. Yo, al menos, no lo he notado. No hemos vuelto al pasado. Recuerdo que a las 2 me meaba que no podía más y ahora… no me meo ni nada. Pues entonces esto es todo. Ha informado en directo del cambio horario… Aguirre Lojero.

Ah, antes de marcharme, voy a calcular cuánto me tienen que pagar los de En plan noticias por la crónica, para irme a la cama tranquilo. Me pagan a cien pavos la hora, que me vienen muy bien porque estoy pelao. Empecé a trabajar a las 2. Y ahora son… ¡las 2 otra vez ! Luego han pasado… ¡cero horas! Y entonces me deben… ¡cero euros!

O hemos vuelto al pasado y estoy otra vez sin un pavo, como antes o… ¡Me han engañadooooo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *