¿Te aclaras con la sentencia del procés?

Por fin el Tribunal Supremo ha decidido sobre qué delitos se habían cometido en el procés (el intento de Cataluña de independizarse de España). Y, como ya adelantamos en En plan noticias, la cosa ha acabado como el Rosario de la Aurora. Nadie está del todo contento con lo que han dicho los jueces: unos piensan que la sentencia es muy dura, otros que muy blanda. Unos se lanzan a la calle a protestar y dicen que lo hacen pacíficamente, otros, los acusan de violentos. Los hay que están hechos un lío… Por si sois de estos últimos, además de aconsejaros que volváis a leer la noticia que ya publicamos el mes pasado sobre el procés…, abrimos un nuevo turno de preguntas.

¿Quiénes son los condenados, que no me entero? Casi todos son miembros del que era el Gobierno de Cataluña cuando se proclamó la independencia. O altos cargos institucionales (la presidenta del Parlamento catalán). O líderes del movimiento independentista (los conocidos como los Jordis, porque los dos se llaman Jordi, no le vayamos a buscar más misterio al asunto). El presi (Carles Puigdemont) y algunos más no han sido juzgados porque están fugados, como en las pelis.

¿Cuál ha sido el resultado de la sentencia, que tampoco me entero? Nueve de los doce acusados tendrán que ir a la cárcel. El que sale peor parado es el entonces vicepresidente del Gobierno Catalán, Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión por dos delitos: sedición y malversación. A los otros les caen 12, 11, 10 o 9 años de cárcel, según el caso. Tres de los acusados no tendrán que ir a la cárcel, porque solo han sido condenados por un delito de desobediencia, y en su caso la condena es de un año y ocho meses de inhabilitación.

¿Qué es sedición, que me suena un montón y no caigo? Es un delito que comete quien tratar de impedir por la fuerza o de manera ilegal la aplicación de la ley. Y puede ser más grave aún si quien lo comete es un cargo público. Hay otro delito parecido pero mayor, que es el de rebelión, que implica un mayor grado de violencia. Es decir, hacer las cosas más a lo bruto. Pero el tribunal lo ha descartado para este caso.

¿Qué es malversación, que no me suena nada? Es un delito que comete quien pudiendo administrar dinerito que es de todos, lo hace malamente. En el caso del procés, los jueces piensan que el Gobierno catalán se gasto la pasta de todos los catalanes para organizar un referéndum y una serie de actos que han sido considerados ilegales.

¿Qué es desobediencia, que sí que me resulta familiar? Viene a ser lo que de vez en cuando hacemos todos cuando padres, madres, profes, etc.. nos dicen que debemos hacer alguna cosa y por un oído nos entra y por otro nos sale. En el caso del procés, se le aplica a los políticos que no le hicieron ni caso a los tribunales, que les advirtieron de que lo que iban a hacer era ilegal. Comparado con los otros es un delito menor. Por eso, para quienes han sido condenados solo por desobediencia la condena es de inhabilitación, no de cárcel.

¿Y qué es inhabilitación, que también termina en “ción”? Si en tu cole se te condena a un año de inhabilitación, probablemente signifique que no vas a poder ser delegado/a durante ese tiempo. O a lo mejor tampoco capitan/a del equipo de basket. En el caso de los políticos, es que no podrán ejercer cargos públicos durante un tiempito. Porque la mayoría no juegan al basket ni al fútbol ni a nada. Están muy mayores.  

¿Cumplirán los condenados las penas en su totalidad? Estoooo…. No entiendo la pregunta.

Que si van a salir de la cárcel ya mismito o van a estar mucho tiempo entre rejas. ¡Ah! Es complicado. Depende de muchas cosas. Pero se les podría aplicar lo que se llama el tercer grado o régimen de semilibertad. Se puede hacer de manera inmediata en casos excepcionales. O más adelante, cuando se haya cumplido parte de la condena. En tal caso, se podrían ir a dormir el finde a casita.

¿Tiene gracia el asunto o es algo muy serio? Es cosa muy seria. De lo más serio que ha ocurrido en España en los últimos años. Pero es verdad que la sentencia del Tribunal Supremo no deja de tener su parte de guasa. Para explicar por qué no hubo rebelión pero sí sedición, los jueces dicen que, aunque hubo incidentes violentos, los acusados quisieron montar una especie de teatrillo y, casi casi, echar una risas. No lo dicen así los jueces, que son señores muy serios, pero vienen a querer decir algo parecido.

¿Entonces se trataba de una broma? No exactamente. Lo que los políticos catalanes independentistas querían – explican los jueces – era engañar a unos “ilusionados ciudadanos” para que se creyeran que iban a conseguir la independencia si votaban “sí” en un referéndum. Y sin embargo, en el fondo ellos sabían que eso era imposible, y lo único que pretendían era presionar al Gobierno español y obtener una posición más ventajosa para futuras negociaciones. Como cuando vas de farol en el póker.

¿Y por qué es para tanto? Porque por mucha guasa que hubiera, lo cierto es que se cometieron varios delitos. Algunos muy graves, según el tribunal. Se puso en peligro el Orden Constitucional, que es el que sustenta nuestro sistema democrático. También hay quien piensa que todo se pudiera haber resuelto con otro tipo de penas menores. La cosa es que todo salió mal y acabó como acabó. Y lo peor es que ahora el teatrillo está montado en la calles de Cataluña, con la gente bastante exaltada. Y ya ni hay risas ni nada que se le parezca.


Tribunal Supremo: es el órgano superior del poder judicial en España. El tribunal de tribunales, podría decirse. Por lo general, se encarga de juzgar los asuntos de mayor importancia, como el caso del procés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *