Los aviones, el aceite, el vino y los cochinos

Ante el horizonte de guerra con EE UU que se nos avecina (guerra comercial, no de bombas ni nada de eso), en En plan noticias hemos decidido tirar la casa por la ventana y contratar, al precio de cien euracos por crónica, que no está nada mal, a una corresponsal de guerra…. comercial. Se trata de Araceli War, prima de la cantante Ana War, que nos tiene muy alarmados y confusos porque nos ha dicho que EE UU ha neutralizado nuestras principales armas: los aviones (vale, hasta ahí está claro), el aceite (¿eh?), el vino (¿cómo?) y… los cochinos (¡venga ya!).

Vamos a abrir un chat con nuestra compañera Araceli y a ver si nos aclara qué es lo que está sucediendo, que para eso la pagamos:

– Buenos días, Araceli. ¿Nos puedes explicar en qué consiste la guerra comercial de Europa con EE UU y, sobre todo, cómo afecta a España?

– Buenos días EPN. Se trata de una guerra basada en los aranceles, materia en la que soy experta. De ahí mi nombre, Aranceli War. Aranceli con “n”.

– Ah, yo creí que era Araceli. Perdón. Explícate, explícate… ¿Qué es eso de los aranceles, Aranceli?

– Consiste en que un país, en este caso EE UU, quiere  cobrar un dinerito a otro  país, en este caso España, por vender sus productos allí. A esos dineritos se les llama Arancelis. Digoooo… aranceles.

– No entiendo.

– A ver. Pongamos un ejemplo: España quiere vender sus piruletas, que están muy ricas, en EE UU. ¿Vale?

– Vale. Por mí sí.

– Pero EE UU le dice a España: te dejo que vendas tus piruletas aquí, que los americanos somos muy golosones. Pero a cambio te cobro un dinerito en concepto de Arancelis. Digoooo….. aranceles.

– ¿Y eso es justo?

– No lo sé. Pero un organismo superior, en este caso la Organización Mundial del Comercio, considera que sí, porque España juega con ventaja.

– ¿Por qué?

– Porque el Gobierno español…

– ¿Gobierno español? ¡Pero si en España ahora no tenemos Gobierno!

– Vale, cuando lo ha habido… Porque el Gobierno español ha dado muchas ayudas a la industria piruletera española. Y sin embargo, el Gobierno de EE UU no le ha hecho ni piruletero caso a la industria piruletera americana, que entonces va a salir perdiendo.

– Ya. ¿Y lo de los aviones, el aceite, el vino, los cochinos  y eso? Qué pasa, ¿que vamos a llenar un avión con cerditos borrachos y aceitosos y vamos a bombardear con ellos los EE UU?

-No por Dios. Es que esos son los principales productos sobre los que EE UU nos va a imponer los Arancelis. Digooo… aranceles. España vende en EE UU aviones, aceite, vino y carne de cerdito, ente otros productos.

– ¿Y piruletas no?

– No. lo de las piruletas era solo un ejemplo.

– Pues muchas gracias, Aranceli. Nos has sido de gran ayuda. Ahora mismito te envío los 100 euros de la crónica.

– Perdona, EPN. Pero son 125 euracos.

– ¿Eh? Y esos 25 euros de más, ¿de dónde salen?

– De dónde va a ser… ¡de los Arancelis. Digooo… aranceles!   

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *