Europa vuelve a ser mujer

Dice la mitología griega que Europa fue una princesa raptada por Zeus, un tipo que, por mucho dios que fuera, debía ser bastante chulito y engreído. El caso es que ahora, después de la reciente cumbre de la Unión Europea (UE) celebrada esta semana, dos mujeres van a ocupar por primera vez los cargos principales al frente de una Europa que volverá a ser mujer.

Hasta ahora nadie había hecho mucho caso a la mitología, porque los principales puestos en Europa habían estado siempre ocupados por hombres. Pero si todo va como lo acordado en la cumbre, serán dos mujeres las que ocupen la presidencia de la Comisión Europea y la del Banco Central Europeo.

Además de estos dos organismos, la UE tiene un montón de instituciones, y es un verdadero lío que cuesta un poquito de entender. Vamos a intentar aclararnos un poco y nos vamos a quedar con las más importantes: la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Parlamento Europeo.

La Comisión Europea es el órgano ejecutivo, es decir, lo que sería el Gobierno. Si tuviéramos que elegir un órgano, este sería el más importante. Propone leyes que luego el Parlamento tiene que aprobar, asigna el presupuesto para hacer lo que haya que hacer y representa a la UE en organismos internacionales.

A partir de ahora tiene una presidenta, que es alemana y se llama Ursula von der Leyen. Vamos a llamarla Ursula y todos contentos, porque el apellido se las trae. Y luego están los comisarios, uno de cada país, que no son tipos que lleven pistola y se dediquen a investigar crímenes, sino que serían el equivalente a los ministros.

El Banco Central Europeo es el encargado de gestionar eso que, en mayor o menor medida, todos llevamos en el bolsillo. No, el móvil no: el euro. Su labor principal es mantener los precios estables, es decir, que la pedazo de hamburguesa con extra de queso y la tortilla francesa que te zampaste el sábado te siga costando lo mismo el próximo finde. A partir de ahora tiene también una presidenta, que es francesa, como la tortilla del sábado, y que se llama Christine Lagarde.

El Parlamento Europeo es el órgano legislativo, es decir, el que hace las leyes, y lo elegimos todos los europeos mayores de edad por votación cada cinco años. Lo acabamos de elegir hace bien poquito, y por eso ahora se renuevan todos los cargos. Esta formado por la tira de diputados (751) que no sé cómo se entienden, y su presidente en este caso es un hombre, el italiano David Maria Sassoli. 

Otra cosa que hace el Parlamento es dar el visto bueno. o no, a la elección de los cargos. Así que todavía puede ocurrir que diga que no a la eleción de las nuevas presidentas.

O que venga el chulito de Zeus y las rapte.


El rapto de Europa: cuenta la mitología griega que Europa era una princesa fenicia de la que el dios Zeus quedó prendado (Zeus debía de quedarse prendado de todo el mundo), y a la que raptó convirtíendose en toro y llevándola a lomos hasta la isla de Creta.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *